La fotografía estenopeica cumple un año más

Pinhole-Day

Cada vez son más las personas que se adhieren a la celebración del día Mundial de la Cámara y la Fotografía Estenopeica. Éste año, como todos los últimos domingos de cada abril en diversos países se lleva a cabo numerosas actividades, todas en torno a la creación a través de las posibilidades que da éste caja, que se ha convertido también en una práctica educativa y creativa.

Del Griego “Steno” que significa estrecho y “Ope” que quiere decir abertura, la cámara estenopeica es una caja a prueba de luz pero sin lente que logra captar las imágenes a través de un agujero tan pequeño como el tamaño de un alfiler, aunque en algunos casos quizás de una medida un poco más grande. Sin embargo, mientras más pequeño sea dicho agujero se logrará tener una imagen más nítida.

Funcionamiento Cámara estenopeica

La cámara estenopeica fue considerada durante mucho tiempo como una técnica obsoleta, sin embargo, con el paso del tiempo se habla de ella como la herramienta para poder aportar a una tendencia artística que cada vez toma más fuerza en el mundo entero.

Muchos fotógrafos que han optado por este tipo de cámaras y fotografía han asegurado que esta técnica busca y permite la sencillez primitiva del lenguaje fotográfico como lo hicieron notar Aristoteles y Eculides en el 500 a.C.

Hoy 27 de abril de 2014 desde Fotógrafo No Fotógrafo felicitamos a quienes se han aventurado por el mundo “estenopeico” y a quienes aún no lo han hecho lo animamos a que se adentre en este fascinante mundo, conocido como “La Otra Fotografía”.

También los invitamos a ver esta completa galería de un grupo de  apasionados por la fotografía esteinopeica

En esta página descarga una cámara esteinopeica e imprimela

Gabriel García Márquez: Vivió para contarla

Gabriel García Márquez: Vivió para contarla
Gabriel García Márquez: Vivió para contarla

Así es -suspiró el coronel-. La vida es la cosa mejor que se ha inventado.

Si alguien ha sabido contar la historia de Colombia a través de sus letras fue Gabriel García Márquez. Un hombre que aprendió a escribir a los cinco años, en el colegio Montessori de Aracataca, Magdalena, cuando se enamoró de su profesora Rosa Elena Fergusson. El mismo hombre a quien sus profesores alcahueteaban leer en vez de prestar atención en clase, quien aseguraba tener  mala ortografía y en una tarde de vacaciones  perdió su virginidad con una prostituta.

De admirable lucidez, obstinación, rigor y suspicacia, en cada de uno de sus escritos cautivó a quienes se acercaban a sus relatos. “Las bobadas mías”, así se tituló su primera publicación; y con el mismo humor, crítica y crudeza siguió en el camino de las letras. En 1982 le fue otorgado el Premio Nobel de literatura por su máxima obra: Cien años de Soledad; en una ceremonia inolvidable, Gabo marcó la diferencia con su impecable traje blanco y un discurso en el que rompió con las frases con que tradicionalmente Europa se ha referido a Latinoamérica, y denunció la falta de atención de las superpotencias por el continente.

Gabriel García Márquez: Vivió para contarla
Gabriel García Márquez: Vivió para contarla

Su huella  radica en ese mundo mágico que cuenta nuestras realidades: sus crónicas en El Heraldo, El Espectador y la Revista Mito, El coronel no tiene quien le escriba, El amor en los tiempos del cólera, Crónica de una muerte anunciada, Del amor y otros demonios, La mala hora, La hojarasca, Memorias de mis Putas tristes, y Relato de un náufrago, que le valió su censura y salida de Colombia hacia Ginebra; son algunos de los escritos que nos deja como legado.

Gabo nació en 1927: vivió la masacre de las bananeras, la época de “La violencia”, el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, la época de “la violencia” entre liberales y conservadores, el frente nacional, la creación de las guerrillas, el holocausto del Palacio de Justicia, la destrucción de Armero, la desmovilización del M19, una nueva constitución, el surgimiento de los paramilitares; vivió toda la memoria y vivió todo el olvido. Y de todo ello Gabriel García Márquez escribió.

Gabriel García Márquez: Vivió para contarla
Gabriel García Márquez: Vivió para contarla

Cómo alguna vez escribió William Ospina “Detrás de la literatura de Gabriel García Márquez hay una vida llena de compromiso, repleta de aventuras con riesgo, más allá del acierto o el error en las apreciaciones de la realidad o en la anticipación de futuros siempre en tinieblas de la tierra que ama. Así es García Márquez y no va a cambiar”.

Hoy en Fotógrafo No Fotógrafo lamentamos la muerte de Gabriel García Márquez, quien al igual que Ursula Iguarán –protagonista de Cien años de soledad- nos deja un jueves santo. Pero también celebramos su vida, sus letras e historias con este sencillo homenaje: su legado ha hecho de Gabo un hombre inmortal.

El concurso de fotografía Smithsonian Magazine ya tiene sus finalistas

La revista estadounidense Smithsonian Magazine, llega a la edición Nº11 de su concurso de fotografía, que cada año cobra mayor fuerza. Para esta edición 2014 recibió más de 50 mil propuestas, entre las que se seleccionaron 60 finalistas que se agrupan en seis categorías o temas: viajes, naturaleza, personas, americanos, imágenes editadas e imágenes tomadas desde dispositivos móviles.
Este año la calidad de las fotografías presentadas ha sido muy alta y para que nuestra comunidad las conozca, Fotógrafo No Fotógrafo trae una galería que aseguramos que te gustará.

Conoce todas las fotos aquí:

Conversatorio: La fotografía como vehículo de información y comunicación

La fotografía como vehículo de información y comunicación
Mauricio Dueñas, Jesús Abad Colorado, Esther Rebollo,Stephen Ferry, y Camilo Rozo.

Fotógrafo No Fotógrafo  estuvo en el conversatorio “La fotografía como vehículo de información y comunicación” que se realizó en Bogotá, Colombia, con motivo del aniversario 75 de la Agencia EFE. Este espacio contó con la participación de los reconocidos fotógrafos Mauricio Dueñas, Stephen Ferry, Jesús Abad Colorado y Camilo Rozo.

El conversatorio moderado por Esther Rebollo, delegada general de EFE en Colombia, inició con una introducción de los panelistas y su trabajo; luego estuvo orientado a tres temas específicos que les resumimos a continuación: el periodismo y las nuevas tecnologías, la imagen en movimiento y el montaje o falsedad en la fotografía.

Periodismo y las nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías y el acceso a ellas es uno de los temas técnicos y éticos que más confronta a los fotógrafos actuales, para Stephen Ferry, documentalista neoyorquino y autor del libro Violentología, “el negativo es un sustrato de realidad” y las fotografías análogas tienen la ventaja de conservarse físicamente en el tiempo, una ventaja ante el registro digital que es susceptible a desapareces con más facilidad. Sin embargo Ferry, asegura que uno de los mayores avances de la era actual es que “la fotografía digital permite que la gran mayoría acceda a los equipos y pueda hacer fotografías”.

Seguir leyendo Conversatorio: La fotografía como vehículo de información y comunicación

Sady González: el fotógrafo del 9 de abril

¿Qué sería de nuestra memoria del 9 de abril sin Sady González?

3bigSady González

El 9 de abril de 1948 partió la historia de Colombia. Hoy, hace 66 años, fue asesinado el líder político Jorge Eliécer Gaitán, llamado el Caudillo del Pueblo y de quien se esperaba fuera Presidente del país. Con su homicidio el pueblo bogotano se cegó de ira y comenzó una oleada de movilizaciones, protestas, saqueos, violencia, fuego y muerte. A este día se le conoce cómo “El Bogotazo”, y aunque se extendió a otras regiones, fue en la capital dónde se vivió ese dramático acontecimiento. Conocemos del dolor y la historia de estos días gracias a los relatos de los abuelos, los padres y los registros de audio; pero toda nuestra memoria se la debemos a un hombre: Salvador Isidro González.

Seguir leyendo Sady González: el fotógrafo del 9 de abril

La surrealista París del fotógrafo Eugène Atget

Avenue de l'ObservatoireAvenue de l’Observatoire – Eugène Atget

Calles con edificios, mujeres y hombres en diversos lugares de París, estatuas, armarios, vitrinas, entre otros fueron algunos de los elementos que Eugene Atget decidió retratar en el siglo pasado.

Jean Eugène Auguste Atget, nació un 12 de febrero de 1857, Libourne fue el municipio testigo de sus primeros pasos en el mundo, pero es  París donde Atget decide emigrar para realizar sus estudios en arte dramático, lejos de conseguir un papel protagónico en el mundo teatral, opta por adentrarse en el mundo de la pintura sin alcanzar una repercusión importante con sus pinturas.

Seguir leyendo La surrealista París del fotógrafo Eugène Atget