Archivo de la categoría: nuevos fotografos

Montañero, una mirada de David Rodríguez desde lo alto de Bogotá

Montañero, nace de una inquietud del fotógrafo por retratar la Bogotá periférica, una búsqueda de la ciudad que se levanta en lo alto de las montañas, historias que reflejan la cotidianidad de los habitantes y el entornó de los barrios. Cristiam David logra transmitir a través de esta historia la cercanía con los personajes fotografiados y la belleza de una capital que también es rural.
Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez

La historia para el autor:

En una salida de practica surge la inquietud de hacer un retrato de Bogotá en su intimidad más profunda, esa Bogotá anónima, periférica, los barrios, las esquinas calientas como el pan de la mañana, eso que está más allá de la visión central a la que estamos acostumbrados los fotógrafos; Las uñas y el mugre, cada pelo, las rodillas y los pies cansados de subir montañas todos los días; el páramo, los miradores y el horizonte infinito como la cotidianidad de mucha gente de la ciudad.
Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez
Es una exploración, un descubrir incesante en el fondo de sus calles, una encrucijada que voy descifrando a través del lente, quitar el estigma de inseguridad que poseen muchas zonas de la ciudad y mostrar su belleza, la cotidianidad de sus habitantes, la naturaleza que rodeo la urbe.
Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez

Caminar la montaña me ha abierto muchos caminos viendo los procesos que la gente está llevando en las periferias en busca de una mejor convivencia, gracias a este proyecto empece a apasionarme por la docencia barrial, llevar el conocimiento a la gente del común, el medio para que ellos puedan expresar lo que sientan.

Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez

El fin de estas salidas es un Fotolibro.

Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez
Montañero/ © David Rodríguez

Biografía:

Mi nombres es Cristiam David Estupiñan Rodríguez, tengo 23 años, soy Fotógrafo hace unos ocho años, hace tres años soy técnico en el arte del lente y desde ahí me he venido enriqueciendo empíricamente con procesos

artísticos más plásticos: pintura, graffiti, grabado. Apasionado por la alquimia fotográfica y el aprendizaje voluntario.

¿Quieres presentar tus trabajos en FNF? escríbenos a fotografonofotografo@gmail.com

“Balseada” en Tiwanaku por Carlos Héctor Sánchez

En septiembre la capital del estado de Tiwanacota, ubicada a 15 km al sudeste del lago Titicaca en Bolivia, se viste de fiesta con la famosa Balseada”  actividad que se desarrolla sobre las ancestrales balsas de Totora en la Laguna Verde. 

“Balseada” en Tiwanaku

Esta festividad que reúne a pobladores y visitantes, se realiza en honor al Señor de la Exaltación, patrono de “Preste Mayor” en  Tiwanacu. En este día los “pasantes”, es decir, los encargados de la fiesta, realizan el paseo por la laguna al son de la “morenada”, una danza folclórica representativa de la cultura boliviana.

“Balseada” en TiwanakuMiles de creyentes, como es el caso de don René “Cuchillo” Ríos, quien a sus 85 años sigue siendo participante de esta celebración, llega para mantener viva esta tradición.

“Balseada” en Tiwanaku
Balseada en Timanaku / ©Carlos Héctor Sánchez
“Balseada” en Tiwanaku
Balseada en Timanaku / ©Carlos Héctor Sánchez
“Balseada” en Tiwanaku
Balseada en Timanaku / ©Carlos Héctor Sánchez

“Balseada” en Tiwanaku
Balseada en Timanaku / ©Carlos Héctor Sánchez
Preste en Tiahuanaco
Balseada en Timanaku / ©Carlos Héctor Sánchez
“Balseada” en Tiwanaku
Balseada en Timanaku / ©Carlos Héctor Sánchez
“Balseada” en Tiwanaku
Balseada en Timanaku / ©Carlos Héctor Sánchez
“Balseada” en Tiwanaku
Balseada en Timanaku / ©Carlos Héctor Sánchez
“Balseada” en Tiwanaku
Balseada en Timanaku / ©Carlos Héctor Sánchez
“Balseada” en Tiwanaku
Balseada en Timanaku / ©Carlos Héctor Sánchez

 

“Balseada” en Tiwanaku
Balseada en Timanaku / ©Carlos Héctor Sánchez

Biografía:

Carlos Héctor Sánchez Navas, nacido en Chuquisaca, Bolivia, fotógrafo y Comunicador Social, dedicado al área del fotoperiodismo. Es graduado de la carrera de Comunicación Social de la Universidad Católica Boliviana (UCB). Hizo especializaciones en “Fotografía de autor” con una beca de la escuela SubCooperativa (Argentina) y en “Fotoperiodismo y reportaje” en la escuela EFTI (España). Ha ganado premios organizados por el Goethe institut “Valor de la imagen” (2012), Freddy Alborta (2013, 2014) y la Embajada Francesa (2016).

Ha trabajado siete años en medios nacionales. Inicialmente en los matutinos La Prensa, Alarma y El Alteño. Posteriormente forma parte de la Agencia AFKA publicando su trabajo a nivel nacional. Colaboraciones en agencias APG (local) y Reuters (Internacional). Y apariciones en Revistas: Jiwaki, Bolivian Express, BEX Magazine, Demotix, VICE Colombia, Ampolleta Roja, LacraZine, Phmuseum. 

Miembro de la Agencia Prismo (Bolivia), integra el Colectivo Fotográfico “SinMotivo” y el movimiento fotográfico “Que Rato Me Hayan Sacado Foto”. 

Actualmente enfocado a encargos fotoperiodísticos y a proyectos personales con interés en la fotografía social.

Instagram: @hectorvicuy

Quieres presentar tus trabajos en FNF escríbenos a fotografonofotografo@gmail.com

Durante cuatro años Erik Arellana vivió y fotografió el desarraigo

Erik Arellana Bautista, ha dedicado gran parte de su vida a la literatura, especialmente a la poesia, pero la búsqueda en expresar sus pensamientos e ideas no se quedan allí, por eso ha recurrido a la fotografía para narrar esta historia que lleva por título “Desarraigo”.

62 erik barca de la esperanza
Erik Arellana – Barca de la Esperanza

Un trabajo que nace de su vivencia como exiliado en Alemania, lugar al que llegó para salvaguardar su vida y la de su familia. Hijo de Nydia Érika Bautista, militante de la guerrilla del M-19, desaparecida y asesinada por agentes del estado colombiano el 30 de agosto de 1987.

Erik, ha comprometido su vida en la defensa de los derechos humanos, en la búsqueda de verdad y justicia, ese compromiso se expresa en sus poemas y en esta ocasión en este trabajo fotografico en el que ha estado inmerso durante cuatro años.

06 Hamburg hbf 3
Estación de tren Hamburgo/ © Erik Bautista

“Tenemos como desterrados una nueva posición frente a la sociedad de acogida, frente al país, frente al mundo. Estamos en un lugar al que muchos quisieran llegar. Alemania es el sueño europeo para los refugiados de muchos países en guerra, pero que significa eso para un colombiano, un latinoamericano”.

Compartimos con ustedes las palabras de Erik Arellana sobre su trabajo.

¿Qué es Desarraigo?

Es el desprendimiento forzado de un ser vivo del lugar al que pertenece, le prosigue un camino incierto y ajeno, en donde siempre será foráneo, no importa cuánto tiempo transcurra, este fenómeno deja huellas profundas en el paisaje y en la mirada.

04 Bruselles Nord bahnhof
Bruselles Nord Bahnhof – ©Erik Arellana

¿Cómo surge la idea de desarrollar esta serie fotográfica?

La idea surge de la experiencia propia de ir buscando a través de sombras y reflejos algunos referentes de los lugares por donde experimenté el exilio, la migración y el refugio. La imagen fija de los lugares por donde fueron transportados seres humanos que iban directo a campos de concentración o donde en la actualidad llegan cientos y miles de seres humanos en busca de refugio procedentes de diferentes orígenes. Este paralelismo me llevó en busca de personajes que sobreviven a las consecuencias de múltiples conflictos bélicos. Busco reflejar Humanidad tras el peso de los acontecimientos.

¿Durante cuánto tiempo ha estado desarrollando la serie “Desarraigos”?

La serie la empecé a concebir hace 4 años y nació en una estación de tren. Leí que durante el nazismo fueron deportados miles de seres a campos de concentración distribuidos en Europa mientras en las noticias se hablaba de la “crisis de refugiados”. Eso me motivo a encontrar paralelismos para a través de la imagen que congela el tiempo como lo es la fotografía cuestionar que tanto hemos evolucionado.

18 1000 gestalten
Gestalten/©Erik Arrellana

La poesía ha sido otra ventana para expresar su sentido de vida, ¿por qué en este trabajo prefiere la fotografía? ¿Deja de lado la poesía?

La poesía es mi vida, no puedo dejarla en ella encuentro el sentido de mi existencia. Para este trabajo recurrí a la fotografía como un lenguaje que me posibilita y me permite desde otra perspectiva dejar una huella de lo que he sido testigo – el acontecimiento-  y que merece ser contado. Finalmente, la fotografía es un lenguaje universal y cuando se es extranjero o migrante el lenguaje verbal no es tan preciso y efectivo como la imagen.

¿La forma de ver del fotógrafo cambia cuando se llega a una ciudad o a un país que no es propio?

Si, definitivamente, aún recuerdo como veía a Europa durante mi primer exilio, cómo veía sus ciudades y sus habitantes, la misma tonalidad de la luz, los horarios de la luz y sus mutaciones durante las estaciones del año. Como fotógrafo si sentí y experimenté una especie de cambio en la forma de ver.

La obra parece tener un hilo conductor, inicia con fotografías de espacios en blanco y negro y posteriormente son imágenes a color con más personas en ellas ¿Cuál es la intención detrás de estos cambios? 

El paso del blanco y negro al color es una metáfora del paso mismo del tiempo. Es una misma realidad en la que cambia es quien la percibe y en sus protagonistas.  

22 planten un blumen memorial
Blumen memorial – ©Erik Arellana

Algunas de las fotografías transmiten la sensación de soledad, no hay personas en ellas, ¿es una forma de expresión del sentimiento viviendo fuera?

Es precisamente eso, no hay nadie con quien conversar, con quien dialogar, a quién pedirle orientación. Ese sentimiento de soledad es el que más fuerza tiene cuando se experimenta el desarraigo. Es la ausencia de interlocutores, de amigos, de conocidos la que va más allá del paisaje la que obliga al silencio.

En las fotografías a color de la serie la mayoría de personas que protagonizan la imagen están en la calle manifestándose ¿Cómo se relacionan estas acciones con el “desarraigo”?

Esas manifestaciones son de personas que cuestionan las condiciones que se imponen a los refugiados, a los extranjeros, en ella se ven letreros como Ninguna persona es ilegal, pues los migrantes y refugiados que no obtienen un permiso de residencia oficial son considerados Ilegales. Otras cuestionan las causas que les han obligado a abandonar sus países por las guerras en las que los gobiernos de países europeos son co-responsables por vender armamento a esos gobiernos que participan en conflictos bélicos. El desarrraigo de estas personas se expresa en las multitudes que coinciden en la reivindicación de causas justas como el derecho al refugio.

47 migranst selfie berlin
Migranst Berlin – ©Erik Arellana

¿Por qué “Desarraigos” deja de lado los espacios privados y privilegia las fotografías de y en espacios públicos?

El espacio público es el lugar de encuentro, de tránsito y donde circulan las personas para habitar con otros seres, a una casa que representa la esfera privada e íntima de las personas se le puede negar el acceso a alguien, en la calle debería ser al contrario, pero no lo es. Muchas personas que son solicitantes de refugio tienen la movilidad restringida y no pueden habitar ni ocupar esos lugares, por esta razón es que elegí la calle y los lugares de tránsito para representar mi trabajo.

61 free valentin
Free valentin – ©Erik Arellana

Al volver a Colombia y ver nuevamente las imágenes ¿Cuál es su sensación? ¿Cambió en algo el significado de este trabajo para usted?

Recuerdo que en el libro de Peter Weiss la estética de la resistencia, en la que dice “Yo también era extranjero en el lugar de donde provengo” y después de tres exilios, regreso a Colombia con la sensación de que internamente hay como lo afirmó García Márquez miles de personas en el exilio interno, lo que aquí llaman desplazamiento forzado, migrantes internos, desarraigados. Veo las imágenes con nostalgia y las traigo como un Souvenir para mostrar una capa de la realidad europea más profunda y dolorosa de lo que reflejan los medios. Algo así como lo que sucede en la escena de la película Los carabineros de Jean Luc Godard, en la que la experiencia se ve representada en el cúmulo de imágenes que se comparten y se conservan.

¿Cree que es una serie acabada o seguirá trabajando con “Desarraigos”?

Si, en los pocos meses desde que he regresado a Colombia he podido observar como estando dentro de estas fronteras se vive ese desarraigo y creo que seguiré alimentando la serie.

¿Quieres compartir uno de tus trabajos en Fotógrafo No Fotógrafo? Escríbenos a fotografonofotografo@gmail.com

Draschan, el fotógrafo que retrata las más curiosas escenas en los museos

Stefan Draschan, fotógrafo radicado en Francia, tomó su cámara y se fue a los museos más visitados en París, Viena y Berlín, ¿su trabajo? esperar pacientemente durante largas horas para capturar el momento perfecto. Y lo logró. Así lo podemos ver en su reciente proyecto titulado “People Matching Artworks”.

Photographer-goes-through-the-museums-to-capture-the-similarities-between-the-paintings-and-the-visitors-and-the-result-will-impress-you-59e6fafd2e309__700
By Stefan Draschan

El resultado de este proyecto es un encuentro entre grandes obras de arte de la humanidad con sus visitantes. Allí quien mira la obra también parece ser observado por ella. El visitante se hace parte del cuadro que admira. La gran paciencia de Draschan es recompensada con una serie de imágenes cargadas de humor, sorpresa y complicidad.

22289858_10159335362010034_7550888490226982480_o-59e7045f24312__700
By Stefan Draschan

Además de este proyecto, en la página web de Draschan se encuentran otros dos proyectos realizados en los mismos museos, el primero “People Slepping in Museums” y el segundo “The Three Graces”. Ambos con un tono divertido y con situaciones que nos han ocurrido o hemos visto decenas de veces. Estamos seguros que estas fotografías te inspirarán para tus próximos proyectos y las recordarás en tu próxima visita a un museo. (Ver 70 años de Bod Gruen, el fotógrafo de las estrellas del Rock ) 

Desde Fotógrafo No Fotógrafo compartimos las fotografías de “People Matching Artworks” y te invitamos a conocer su trabajo en su página web https://stefandraschan.com/ 

Instagram: @Stefandraschan