Martín Chambi, el primer gran fotógrafo indígena de Latinomérica

Tenia 14 años de edad cuando observó al ingeniero de la mina deslizarse por las piedras con una cámara fotografiando  los yacimientos de oro en las minas de Carabaya -Perú; ese fue el primer acercamiento de Martín Chambi con la fotografía, luego de ese momento inició su trabajo para ser él quien en un futuro llevara la cámara.

Martín Chambi, campesino e indígena peruano comenzó ahorrando algunas pepitas de oro para iniciar su camino hacia la fotografía, y fue gracias  a este ahorro y al apoyo de su padre que hizo sus estudios en fotografía en Arequipa con el fotógrafo Max T. Vargas, reconocido en la ciudad por su estudio fotográfico.  Junto a él,  Martín, aprendió las técnicas de la fotografía y dio sus primeros pasos en la que seria su pasión de por vida.

Por Martín Chambi
Por Martín Chambi

Luego de varios años de practica con Vargas, Martín decidió iniciar su camino por las calles empedradas de Perú, retratando y vendiendo sus imágenes a 20 pesos en la ciudad de Sicuani, con este pago seguiría caminando y andando a lomo de mula, conociendo las comunidades indígenas del Perú.

Viviendo en Cusco su nombre empezó a ser conocido y algunos intelectuales empezaron a apreciarlo por la fotografía que estaba realizando, entre ellos el poeta Luis Nieto, que consideró a Chambí como el “poeta de la luz“. Por su parte, algunos diarios lo calificaban como el mejor fotógrafo andino.

Chambi trabajó con cámaras de gran formato con las que no podía pasar desapercibido por las poblaciones que visitaba, pero esto no fue un impedimento para hacer fotografías, pues según cuentan, él era un hombre que generaba gran empatía con sus retratados y eso se observa en cada una de imágenes.

Por Martín Chambi
Por Martín Chambi

Un hombre que sabia utilizar muy bien la luz, amante de la obra de Rembrandt y con una manera única para encuadrar y sacar el máximo provecho al sujeto o a la situación que estuviera frente a su cámara.

Martín Chambi, tuvo un lugar en la fotografía comercial en Cusco, pero el trabajo que le apasionaba era su obra sobre la cultura indígena en Perú. Algunas personas se referían al  fotógrafo así: “Chambi utilizó su cámara para dejar constancia de un mundo, el Perú andino, indígena y rural”.

Chambi fue un fotógrafo que con su cámara y su fotografía documentó la cultura indígena peruana hacia 1900. A través de su trabajo abrió los ojos de aquellos que querían invisibilizar a esta gran población de Perú.

La obra de Chambi ha sido expuesta en diferentes museos del mundo, entre ellos el MoMa en Nueva York en el año 1979. A la edad de 82 años el primer fotógrafo indígena de Latinoamérica muere junto a sus cámaras, junto a sus imágenes, muere en su estudio, en la ciudad de Cusco.

Por Martín Chambi
Por Martín Chambi

Fotógrafo No Fotógrafo despide esta entrada con las palabras de Martín Chambi: “He leído que en Chile se piensa que los Indios no tienen cultura, que son intelectual y artísticamente inferiores en comparación a los blancos y los europeos. Más elocuente que mi opinión, en todo caso, son los testimonios gráficos. Es mi esperanza que un atestado imparcial y objetivo examinará esta evidencia. Siento que soy un representativo de mi raza; mi gente habla a través de mis fotografías.”

Referencia: http://oscarenfotos.com/2013/09/01/martin-chambi-articulo/
Anuncios

“Family” un bello trabajo de la fotógrafa Sally Mann

Durante 10 años Sally Mann, la reconocida fotógrafa estadounidense elaboró un bello trabajo documental llamado “Family” en él retrata el día a día de la vida de sus hijos en casa. Un trabajo que fue criticado por varias personas al presentar en imágenes la desnudes de sus hijos, critica que no resulto significativa para esta fotógrafa que a través de su larga trayectoria a presentado la desnudes y la sexualidad con total naturalidad y amor.

Sally Mann es reconocida por su trabajo análogo en gran formato y por su estilo único en blanco y negro, reconocida en el año 2001 como la mejor fotógrafa norteamericana por la revista Time.

Web de Sally Mann http://bit.ly/1crvxVG

Hernán Díaz, el fotógrafo colombiano más destacado de la segunda mitad del siglo xx

Cerré los ojos y me lancé. Pero uno, si tiene la dicha o la desgracia de ser fotógrafo, no puede cerrar los ojos, así que los abrí bien y me dediqué a hacer mi trabajo lo mejor que pudeHernán Díaz. Con esta frase inició el recorrido de F.N.F por la exposición del primer fotógrafo colombiano en participar en una muestra de arte, quien según la critica ha sido el más destacado fotógrafo durante la segunda mitad del siglo XX en Colombia

Su nombre es Hernán Díaz  fotógrafo tolimense que inicio su amor por la fotografía desde muy joven, gracias a su padre otro apasionado por la fotografía. Estudio en el Westport Famous Photographers School y tuvo como profesor a un grande de la fotografía, Richard Avedon.

Comenzó trabajando en la revista Cromos en la que presentaba su publicación “Encuentros con Hernán Díaz” y luego fue expandiendo su trabajo a otros medios, pero el salto y el impulso a ser reconocido lo obtuvo gracias a una publicación en el periódico The Christian Science Monitor en 1961.

Botero
Retrato Botero – Por Hernán Díaz

Fue invitado a trabajar con Life, una de las revistas de fotografía más reconocidas en ese momento y gracias a ella también realizó  trabajos para la revista Time sin embargo fue muy corto su trabajo en esta revista, luego que le encargaran fotografiar unos campesinos decapitados por la guerrilla en Caicedonia, hecho por el cual tiempo después el Hernán expresó “Ante la macabra escena comprendí que debía dedicarme a fotografiar gente viva“,   y así lo hizo a lo largo de su historia en la fotografía, en la que se destacó por sus retratos, un artista que con sus imágenes dejaba clara su parte humana y sensibilidad ante la vida.

Jaima Garzon-Jaime
Jaime Garzon- Por Hernán Díaz

Sobre la personas y sobre sus retratos así se refería Hernán: “Yo quiero a la gente. El paisaje no me emociona como materia de arte, o casi no. ¿Saben por qué? Porque el paisaje no se va, siempre está ahí. En cambio los hombres mueren, y yo no quiero que mueran. Por eso, en algún sentido, mi amor al ser humano, mi admiración a la belleza del ser humano, me empujan desde el fondo de ese amor, a luchar contra su extinción, contra su muerte. Quiero que permanezca, y una forma de lograrlo, de vencer lo imposible, es con el retrato. Es mi humilde homenaje a la vida. Allí queda el hombre en su efímera inmortalidad de cartón, luchando desesperadamente contra el aniquilamiento

Hernán Díaz, no abandonaba su cámara Leica, ésta parecía una extensión de su cuerpo, con ella fotografío la naturaleza, las personas, las situaciones cotidianas de las grandes ciudades como Cartagena y Bogotá. Lugares en los que pasaba la mayor parte de su tiempo. Entre sus trabajos más conocidos se encuentra la joven negra (Persides), o los libros Cartagena morena, Cartagena de siempre, Las fronteras azules de Colombia, Retratos. Un fotógrafo que dejó un legado muy grande en la fotografía colombiana.

Hernán Díaz
Persides – Hernán Díaz

Fotógrafo que en los años sesenta fundó Memorabilia, la primera tienda galería de fotógrafos de arte que existió en el país, docente de fotografía y un enamorado por la humanidad y la naturaleza.

Un hombre que odiaba el retoque en la fotografía, que buscaba una composición limpia y que dejaba de manifiesto en sus retratos la cercanía con el retratista Richard Avedón.

El trabajo y la vida de este destacado fotógrafo que murió a la edad de 78 años a causa de una enfermedad pulmonar se puede visitar en la biblioteca Luis ángel Arango en Bogotá, en la Exposición Hernán Díaz, revelando retratos, sesiones y hojas de contacto.

10-Pizarro-Carlos-2
Carlos Pizarro – Por Hernán Díaz

Fotógrafo No Fotógrafo, hace la invitación a visitar el trabajo de este maestro de la fotografía y a indagar mucho más sobre su legado.

Invitados a leer este bello reportaje de Gonzalo Arango en la revista Cromos de 1966.

Y no podemos irnos  sin leer estas acertadas y francas palabras que nos dejo Díaz. “Le voy a decir algo: en arte todo lo que está bien hecho parece fácil. Cuando usted vaya a hacer algo, observe una regla: “Hágalo bien desde el principio” No diga ” Yo voy arreglar esto por el camino”. Si no está contento, retroceda y vuelva a hacerlo. Por otra parte, no importa que tan malo sea usted, que tan malas seas sus fotos, que tan mala técnica tenga, o que cara le pongan los otros, si una cosa sale, como usted la esperaba, está bien hecha y tiene un ingrediente extrañísimo: que está bien hecha para todos porque hubo seguridad en lo que usted estaba haciendo: Hernán Díaz

Con información tomada del libro Retratos, prólogo Eduardo Serrano

Foto de portada: Fredy Gómez

Fotógrafa documenta la enfermedad psiquiátrica de su mamá

Melissa Spitz, fotografío durante 6 años la enfermedad mental de su madre, ella fue la compañera luego que su familia abandonará el hogar al no soportar la enfermedad que sufría Deborah.

Para Spitz el trabajo documental fue un puente emocional entre madre e hija que sirvió a las dos para generar nuevamente la cercanía que habían perdido y fue la oportunidad para enseñar a través de la fotografía las dificultades que vive una persona con transtornos psicológicos.

“Mi esperanza para desarrollar este trabajo es mostrar que estos problemas pueden ocurrir a cualquiera, desde cualquier ámbito de la vida y que no hay nada de qué avergonzarse” Spitz

Fotógrafo No Fotógrafo  los invita a conocer este bello y humano trabajo http://bit.ly/1E1gckG

Entrevista con Melissa Spitz: http://ti.me/1FeCxma